Jueves 16 de Mayo 2024
ESTADOS UNIDOS

De Venezuela a Estados Unidos: Cómo Planificar Tu Futuro en el País de las Oportunidades

Tomar la decisión de cruzar las fronteras es un acto de valentía, un salto de fe hacia un futuro incierto, pero también lleno de posibilidades. En este artículo, te presentamos una guía paso a paso para migrar de Venezuela a Estados Unidos y comenzar una nueva vida llena de oportunidades.

(Fuente: Experto en leyes).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Lo primero que debes saber es que Estados Unidos ha implementado un nuevo programa de migración organizada específicamente dirigido a los migrantes venezolanos que desean ingresar al país, este programa otorga un estatus legal temporal de dos años a aquellos que llegan en avión y cumplen con ciertos requisitos.

Si un ciudadano venezolano cuenta con un patrocinador en territorio estadounidense, puede solicitar la entrada legal a través de este programa, antes de emprender cualquier viaje debes tener en cuenta que para residir en los Estados Unidos es fundamental que cada inmigrante cumpla con los requisitos generales establecidos por el país.

Es necesario que los ciudadanos venezolanos se sometan a rigurosos controles de seguridad a nivel nacional como público, entre ellos se encuentran los controles biométricos y biográficos. Estos procedimientos permiten garantizar la integridad del sistema migratorio así como la seguridad de todos los residentes.

Otro recurso imprescindible es contar con todas las vacunas requeridas y cumplir otros requisitos relacionados con la salud pública, para mantener una vida plena en los Estados Unidos, es necesario que los migrantes mantengan un estado de salud óptimo y sigan todos los requerimientos.

Por otro lado, es fundamental que cada inmigrante cuente con el respaldo necesario para comenzar su estadía en el país, para iniciar su proceso de solicitud, un ciudadano estadounidense u organización con sede en el país lo debe respaldar, como si fuese un garante.

El solicitante debe asistir a una entrevista programada, etapa en la que evaluarán diversos aspectos, aquí analizarán su motivación para emigrar, la comprensión tanto de leyes como regulaciones y la capacidad de integrarse a la sociedad. Además, es fundamental estar al tanto de las solicitudes y responder todas ellas de manera oportuna.

(Fuente: Pinterest).

La documentación necesaria va a variar dependiendo el tipo de visa o estatus migratorio, por eso es importante mantenerse informado y cumplir con los requisitos legales. Cuando se trata de emigrar a Estados Unidos, las opciones de visa y la tan codiciada “Green card”, se convierten en un objetivo para aquellos que sueñan con una vida permanente en tierras estadounidenses.

La green card es un pasaporte hacia la permanencia en Estados Unidos, la misma no caduca y permanece con el tiempo, para obtenerla es necesario que el migrante realice las investigaciones pertinentes para ver si es elegible para dicha visa.

Como emigrar fácilmente

1) INVESTIGAR

Antes de emprender tu viaje debes realizar una investigación que te brinde las herramientas necesarias para emigrar, si eres ciudadano venezolano y deseas viajar a los Estados Unidos, es fundamental que explores las diferentes opciones de visas disponibles.

Una de ellas es el Parole Humanitario, este permite que migrantes venezolanos puedan viajar al país con un patrocinador económico, este proceso les permite solicitar una autorización anticipada para viajar y, además, obtener un permiso de permanencia temporal de hasta dos años por razones humanitarias y de beneficio público.

Lo beneficioso de este trámite es que el acceso al mismo es gratuito, no cuenta con tarifas gubernamentales para la persona de apoyo ni para el beneficiado, además, antes de realizar tu mudanza, es importante que tengas tus papeles en regla. 

Estos son los documentos clave que no pueden faltarte:

  • Pasaporte
  • Certificado de nacimiento
  • Antecedentes penales
  • Otros documentos relevantes (estos dependen de tu situación)

Una vez que cuentes con toda la información necesaria y tengas al alcance toda la documentación necesaria, es importante que evalúes tus recursos financieros y calcules los costos asociados a este viaje. Al momento de realizar los cálculos necesarios debes tener en cuenta los boletos de avión; el valor de los trámites legales y cuáles serán los gastos iniciales.

(Fuente: Pinterest).

2) OBTENER UN PAROLE HUMANITARIO

El proceso de parole humanitario permite viajar a los Estados Unidos por razones humanitarias urgentes, pero, para obtenerlo necesitas seguir determinados pasos.

Primero debes buscar a alguien en los Estados Unidos dispuesto a ser tu patrocinador, esta persona te proporcionará apoyo financiero y presentará el formulario L- 134, una vez que cuentes con tu patrocinador deberás presentar la solicitud de Parole Humanitario ante el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos. 

Luego de esto, tendrás que atravesar una exhaustiva evaluación de tus motivos humanitarios, si cumples con los criterios y se considera que tienes una necesidad urgente para viajar, recibirás la autorización para llevar a cabo tu viaje. Algunas solicitudes solo tardan 24 horas en ser aprobadas, pero debido al aumento de las solicitudes, el proceso podría llevar más tiempo.

Es importante que recuerdes que el Parole es específico para situaciones excepcionales y no es un método común para ingresar a los Estados Unidos.

(Fuente: Pinterest).

3) PERMISO DE TRABAJO

Una vez que te encuentres en Estados Unidos, es crucial obtener el permiso de trabajo, para hacerlo legalmente y así planificar y sentar las bases de tu futuro. Para esto es necesario que te asegures de cumplir con los requisitos para solicitar un permiso de trabajo, los cuales van a variar dependiendo de tu situación. 

Una vez que sepas que cumples con cada requisito, es necesario que completes la Solicitud de Autorización de Empleo, se lo conoce como formulario L-765, es específico para solicitar permiso de trabajo y se encuentra en el sitio web del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos.

A esta solicitud se la debe acompañar con copias de tu visa, pasaporte, registro de entrada y salida, además de aquellos documentos que te soliciten dependiendo de tu situación.

(Fuente: Pinterest).

Si tienes un patrocinador, deberás adjuntar el formulario L-134 que demuestra su apoyo financiero, luego tendrás que realizar el pago de la tarifa correspondiente al formulario L- 765 y en ese momento podrás enviar tu solicitud completa. Es importante que mantengas un registro del envío y realices un seguimiento, ya que la respuesta suele llegar en unos meses, es necesario que verifiques el estado de la solicitud en línea.

Si tu solicitud es aprobada vas a recibir una autorización de Empleo que te permite trabajar legalmente en Estados Unidos durante un periodo específico.

Donde obtener la visa americana

La visa es el documento oficial que te permitirá ingresar legalmente al país por un periodo específico y con un propósito determinado. Para los venezolanos, existen diversos tipos de visa a los que pueden acceder para comenzar su nueva vida en los Estados Unidos.

En la Embajada de los Estados Unidos en Bogotá, Colombia, existe uno de los principales lugares para que los venezolanos puedan solicitar visas de inmigrantes.

Al mismo tiempo, en esta embajada podrán solicitar la visa que les permite instalarse permanentemente en Estados Unidos, si el motivo de tu  viaje es temporal, ya sea por negocios, turismo, estudio o empleo, puedes acercarte a cualquier embajada o consulado de Estados Unidos en el mundo y solicitar una visa de no inmigrante.

Para que este trámite sea práctico y rápido, se recomienda que los venezolanos consulten las páginas web de cada embajada para obtener información actualizada.

(Fuente: Pinterest).

Ahora bien, si ya eres residente en los Estados Unidos y lo que necesitas es realizar una renovación de visa debes acercarte al Departamento de Seguridad Nacional para realizar el trámite, se recomienda que aquellos que tengan una visa B1 o B2, de turismo o negocio, inicien el proceso de renovación dos años antes de la fecha de vencimiento.