Sábado 27 de Abril 2024
ESTADOS UNIDOS

De inmigrante a ciudadano: como cambiar tu estatus y alcanzar el sueño americano

De visado a éxito, como transformar tu estatus migratorio en Estados Unidos

(Fuente: Pinterest).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Si sueñas con vivir y trabajar en Estados Unidos, pero no tienes claro cómo lograrlo, este video es para ti.  Aquí, te explicaremos de manera sencilla y detallada los requisitos, consejos y pasos que debes seguir durante 5 años para cambiar tu estatus migratorio y prosperar en Estados Unidos 

Paso 1: Ingresar legalmente a Estados Unidos

El primer paso para cambiar tu estatus migratorio es ingresar legalmente a Estados Unidos con una visa de no inmigrante. 

Existen varios tipos de visas de no inmigrante, entre las más comunes se encuentran las de turista, estudiante, trabajo temporal, intercambio cultural o familiar. 

Cada una de estas visas ha sido diseñada para satisfacer diferentes necesidades y propósitos. Una visa de no inmigrante es un permiso temporal que te permite ingresar al país por un motivo específico y durante un tiempo limitado. 

La duración de esta autorización puede variar dependiendo del tipo de visa y de los acuerdos bilaterales entre países. Para obtenerla, tendrás que cumplir con ciertos requisitos, como demostrar tu propósito de viaje, tu solvencia económica, tu vínculo con tu país de origen y tu intención de regresar al terminar tu estancia. 

Además, tendrás que: Pagar una tasa, rellenar un formulario, realizar una entrevista en el consulado y esperar a que te aprueben la visa.

La entrevista consular se realiza para verificar la autenticidad de la información proporcionada y para evaluar si el solicitante cumple con los requisitos para la visa que solicita. 

(Fuente: Pinterest).

Es importante tener en cuenta que el proceso y los requisitos para obtener una visa de no inmigrante pueden variar según el país receptor y el tipo de visa solicitada. 

Por lo tanto, se recomienda consultar el sitio web oficial de la embajada o consulado del país de destino para obtener información actualizada y precisa sobre el proceso de solicitud de visa correspondiente.

Paso 2: Mantenimiento del estatus legal

Una vez que hayas llegado a Estados Unidos, es fundamental mantener tu estatus legal para asegurar tu permanencia en el país. Esto implica cumplir rigurosamente con las condiciones y limitaciones impuestas por tu visa.

Por ejemplo, si posees una visa de turista, estudiante o cualquier otra categoría que no permita trabajar, es crucial que te abstengas de realizar actividades remuneradas.

(Fuente: Pinterest).

Paso 3: Solicitar un ajuste de estatus

El ajuste de estatus solo se puede hacer si hay una visa disponible para tu categoría y país de origen. Una visa de inmigrante es la que te permite obtener la residencia permanente o la green card, que es el documento que te acredita como residente legal en Estados Unidos.

No todas las categorías de visas de inmigrante permiten el ajuste de estatus. Si entraste a Estados Unidos con una visa de turista, estudiante o intercambio, no podrás cambiar tu estatus a residente permanente a menos que tengas una petición familiar o una excepción especial.

(Fuente: Pinterest).

Existen varias formas de solicitar un ajuste de estatus, pero las más habituales son a través de una petición familiar, una oferta de empleo, una inversión, una lotería o una protección humanitaria. Cada una de estas opciones tiene sus propios requisitos, procesos y tiempos, por lo que debes informarte bien antes de elegir la que más te convenga.

En general, tendrás que presentar una serie de documentos, pagar unas tasas, hacer unas pruebas médicas, una entrevista y esperar a que te aprueben la solicitud. 

(Fuente: Pinterest).

Sin embargo, es importante que sepas que el ajuste de estatus implica que debes permanecer en Estados Unidos hasta que se resuelva tu caso.

Si necesitas salir del país por alguna razón, tendrás que solicitar un permiso de viaje o de reingreso, conocido como advance parole. 

Si sales sin este permiso, se considerará que abandonaste tu solicitud y perderás tu elegibilidad para el ajuste de estatus.

Además, debes tener en cuenta que podrías estar expuesto a enfrentarte a un proceso de deportación si las autoridades migratorias consideran que has violado las condiciones de tu visa o que has intentado entrar al país con una visa diferente a la que corresponde a tu intención de residir permanentemente.

Paso 4: Lograr la residencia permanente

El logro de la residencia permanente o la green card es un paso crucial. Esta tarjeta verde es un documento que te otorga el derecho a vivir y trabajar legalmente en los Estados Unidos de manera indefinida. 

Además, te permite viajar fuera de los Estados Unidos y regresar sin tener que solicitar una visa.

Existen diferentes categorías de elegibilidad para obtener la green card, y estas dependen de tu situación migratoria, familiar, laboral o humanitaria. 

Por ejemplo, si tienes un familiar cercano que es ciudadano estadounidense o residente permanente, este puede patrocinarte para que solicites la green card. 

(Fuente: Pinterest).

Otra opción es si tienes una oferta de trabajo en Estados Unidos o posees habilidades excepcionales en tu campo profesional, puedes solicitar la green card basada en el empleo.

El proceso para solicitar la green card varía según la categoría de elegibilidad y tu ubicación actual. Generalmente, debes presentar una petición de inmigrante ante el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos o el Departamento de Trabajo, según corresponda.

Una vez que te aprueben el ajuste de estatus, recibirás tu tarjeta de residente permanente por correo. Esta tarjeta te otorga varios beneficios, como vivir y trabajar en Estados Unidos de forma indefinida, viajar al extranjero sin perder tu estatus, solicitar beneficios sociales, votar en elecciones locales y estatales, y patrocinar a familiares para que también obtengan la residencia. 

Sin embargo, también tendrás que cumplir con ciertas obligaciones, como pagar impuestos, respetar las leyes, renovar tu tarjeta cada 10 años y no abandonar el país por más de 6 meses sin permiso.

El tiempo que tarda el proceso para obtener la green card depende de varios factores, como la categoría de elegibilidad, el país de origen, la disponibilidad de visas, el Departamento de Estado y la complejidad de cada caso.

Paso 5: Solicitar la ciudadanía

El quinto y último paso es solicitar la ciudadanía estadounidense. Después de tener la residencia permanente durante al menos 5 años (o 3 si estás casado con un ciudadano), puedes optar por la naturalización.

La naturalización es el proceso mediante el cual adquieres la ciudadanía estadounidense, junto con todos los derechos y deberes que esto implica. 

Como ciudadano, puedes postularte para cargos públicos, viajar con un pasaporte estadounidense, acceder a beneficios sociales y participar plenamente en la vida cívica de tu nueva nación.

Para solicitar la naturalización, debes cumplir con ciertos requisitos, como demostrar tu buen carácter moral, tu conocimiento de la historia y el gobierno de Estados Unidos, tu dominio del idioma inglés y tu lealtad a la Constitución. 

Estos requisitos buscan asegurar que los nuevos ciudadanos compartan los valores y principios que sustentan la democracia estadounidense.

Además, debes presentar una solicitud, pagar una tasa, realizar una entrevista, un examen y una ceremonia de juramento. 

La solicitud es el primer paso para iniciar el proceso y requiere que proporciones información personal, educativa y laboral. 

La tasa es el costo que debes pagar para que tu solicitud sea procesada y varía según tu edad y situación.

(Fuente: Pinterest).

La entrevista es una cita con un oficial de inmigración que evaluará tu elegibilidad y verificará tu documentación. 

El examen es una prueba escrita y oral que mide tu conocimiento de la historia, el gobierno y el idioma inglés. 

La ceremonia de juramento es el acto final donde renuncias a tu antigua ciudadanía y juras fidelidad a los Estados Unidos.

El sueño americano es una aspiración que comparten muchos inmigrantes que llegan a Estados Unidos en busca de mejores oportunidades de vida. 

Sin embargo, para lograrlo, no basta con tener talento, trabajo duro y perseverancia. 

También es necesario contar con un estatus migratorio legal que permita acceder a los beneficios y derechos que ofrece el país.

Cambiar el estatus migratorio de no inmigrante a inmigrante puede ser un proceso complejo y largo, que depende de varios factores. 

Sin embargo, no es imposible lograr este cambio en un plazo de cinco años, siempre y cuando se sigan los pasos adecuados y se cuente con el apoyo de un abogado de inmigración experto, en los Estados Unidos.