Sábado 4 de Mayo 2024
BRUXISMO

Bruxismo: el enemigo silencioso. Cómo detectarlo y aliviarlo. Cuales son los riesgos para nuestros dientes.

El bruxismo, un trastorno común pero a menudo inadvertido, puede afectar seriamente nuestra salud dental. En este artículo, exploraremos cómo detectar y aliviar el bruxismo, así como los riesgos que implica para nuestros dientes.

(Fuente: Clínica Dental Paula González Chapela)
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Pues bien, el bruxismo es un trastorno que se caracteriza por el rechinar, crujir o apretar los dientes, lo que genera un desgaste y puede provocar el quiebre de nuestras piezas dentales, suele ocurrir durante el sueño, aunque también puede presentarse en momentos de vigilia. 

Esta condición puede provocar desgaste en los dientes, dolor en la mandíbula, cefaleas y trastornos en la articulación temporomandibular y a menudo se lo asocia con factores como el estrés y la ansiedad. El tratamiento para el bruxismo puede incluir el uso de férulas de descarga, técnicas de relajación, la aplicación de bótox y, en algunos casos, intervención psicológica para manejar el estrés.

El diagnóstico del bruxismo a menudo se realiza mediante un examen dental, donde el profesional verifica si hay cambios en los dientes y la boca durante un período de tiempo para identificar signos y síntomas de bruxismo. También se pueden utilizar radiografías y estudios del sueño para evaluar los episodios de rechinamiento de los dientes y determinar si trastornos del sueño como la apnea del sueño están presentes

Quienes padecen de bruxismo no suelen tener registro de este movimiento involuntario, por lo que, suelen consultar con un profesional de la salud por síntomas como dolores de cabeza, de oído, dificultad para tragar y hasta problemas en la vista.

Los síntomas más comunes son:

  • Dientes aplanados, fracturados, astillados o sueltos
  • Esmalte dental desgastado
  • Dolor y sensibilidad dental
  • Músculos de la mandíbula apretados o dificultad para abrir la boca
  • Dolor en la mandíbula, el cuello o la cara
  • Dolor que se presenta como el dolor de oído
  • Interrupción del sueño
  • Dolor de cabeza debido a cambios en la visión

Si experimentas estos síntomas y sospechas que podrías tener bruxismo, debes acudir a un especialista en odontología, quien se encargará de realizarte una evaluación en la que evaluará el desgaste dental, la oclusión dental, tu alineación mandibular y cualquier alteración en los músculos de la mandíbula.

¿Cuáles son las causas del bruxismo?

Las causas del bruxismo pueden ser variadas e incluyen factores psicosociales como el estrés, el estado de ánimo, la angustia, el nerviosismo y la tristeza; factores genéticos; el consumo de alcohol o cafeína; fumar; y ciertos medicamentos utilizados para tratar la depresión, las convulsiones y el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)

En cuanto al tratamiento, este puede variar dependiendo de la gravedad del caso. En algunos casos leves, no se requiere tratamiento y el bruxismo en los niños desaparece por sí solo a medida que crecen, para los casos más graves, el tratamiento puede incluir soluciones dentales, terapias y medicamentos como relajantes musculares o incluso inyecciones de Botox en casos muy graves. 

Una de las técnicas más comunes en la noche es utilizar férulas o protectores bucales, además, se recomienda practicar técnicas para aliviar el estrés y evitar las bebidas con cafeína o el alcohol por la noche, ya que pueden empeorar el bruxismo.

(Fuente: Pinterest)

¿Cómo curar el bruxismo de forma natural?

Para abordar el bruxismo de manera natural, se pueden adoptar diversas estrategias que ayuden a aliviar los síntomas y a manejar la condición sin el uso de medicamentos. 

Estas son algunas recomendaciones:

  • Relajación Muscular: Realizar ejercicios de estiramiento y relajación para los músculos de la mandíbula puede disminuir la tensión y el dolor.
  • Técnicas de Reducción de Estrés: Dado que el estrés es un factor común en el bruxismo, técnicas como la meditación, el yoga o la respiración profunda pueden ser beneficiosas.
  • Cuidado Dental: Evitar alimentos muy duros y no masticar chicle para no sobrecargar los músculos mandibulares.
  • Compresas Frías o Calientes: Aplicar hielo o calor húmedo en la zona de la mandíbula puede aliviar el dolor y la inflamación.
  • Hidratación: Beber suficiente agua durante el día ayuda a mantener una buena salud bucal.
  • Dieta Equilibrada: Mantener una dieta rica en calcio y magnesio puede contribuir a la salud de los dientes y músculos.

Estas medidas pueden complementarse con el uso de férulas de descarga nocturnas, que se diseñan a medida para proteger los dientes del desgaste.  Es importante consultar con un profesional de la salud dental para obtener un plan de tratamiento adecuado, es muy importante abordar el bruxismo desde diferentes perspectivas, incluyendo la relajación y atención dental. 

Si experimentas síntomas de bruxismo, es necesario que recurras a un profesional para que puedas recibir la orientación específica y así proteger tu salud dental y bienestar general. Recuerda que esta información no reemplaza a la consulta médica ni a un tratamiento.

(Fuente: Clínica Dental CEOSC).