Viernes 26 de Abril 2024
HORMONAS

Equilibra tus hormonas con estos 7 ejercicios efectivos

Descubre cómo mantener tus hormonas en equilibrio con estos 7 ejercicios efectivos. Desde el yoga hasta el entrenamiento de fuerza, estos consejos te ayudarán a sentirte mejor y a optimizar tu salud hormonal

(Fuente: Pinterest).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Las hormonas son mensajeros químicos que se encargan de regular diversas funciones en nuestro cuerpo, como el crecimiento, el metabolismo, la reproducción, el estado de ánimo y también las respuestas de nuestro cuerpo frente al estrés. ¿Te has sentido estresado o desequilibrado últimamente? Pues esto se trata de una respuesta natural del cuerpo ante situaciones desafiantes o amenazantes, aquí las que juegan un papel crucial son las hormonas del estrés. 

El cortisol, la adrenalina, la norepinefrina y el glucagón trabajan juntos para movilizar recursos y preparar el cuerpo para enfrentar situaciones estresantes. Si últimamente has experimentado estrés, es probable que ciertas hormonas estén influyendo significativamente en tus reacciones tanto físicas como emocionales. Si bien existen diversas formas de tratar este tipo de afecciones, el ejercicio puede convertirse en nuestro gran aliado, ya que, de forma natural, puede ayudarnos a regular las hormonas encargadas del funcionamiento de nuestro organismo.

¿Qué son las hormonas y para qué sirven?

Las hormonas son moléculas orgánicas que actúan como mensajeros químicos en el cuerpo y las mismas cuentan con funciones como:

  • Transmitir señales: las mismas transmiten señales dentro del organismo, desde las glándulas u órganos endocrinos que las sintetizan hacia los órganos, tejidos o células blanco.
  • Regular funciones: las hormonas también controlan el crecimiento, metabolismo, respuesta al estrés, la reproducción, el equilibrio de agua y electrolitos, entre otras funciones.
  • Actúan en conjunto con el sistema nervioso: tanto el sistema endócrino como el nervioso trabajan juntos para lograr regular las funciones del organismo.
  • Retroalimentación: los niveles hormonales se encuentran controlados mediante la retroalimentación positiva o negativa.

En nuestro organismo nos encontramos con dos tipos de hormonas, por un lado están las hormonas de base proteica, las mismas están formadas por proteínas, péptidos o derivados de aminoácidos aromáticos, estas son hidrosolubles y actúan a través de receptores en la membrana celular. Por otro lado, tenemos las hormonas esteroides, las mismas se producen a partir del colesterol, en su caso son liposolubles y pueden atravesar la membrana celular para actuar en el núcleo.

Cuando se atraviesa por un desequilibrio hormonal se pueden experimentar algunos síntomas, los más comunes y asociados a este problema son: 

  • Cambios en el peso: ocurre que la persona tiende a subir o bajar de peso de forma inexplicable.
  • Sudoración: puede ocurrir que la persona con desequilibrio hormonal tenga un aumento de sudoración inexplicable.
  • Dificultad para dormir: cuando se atraviesa por un proceso de desequilibrio hormonal se altera el patrón de sueño, impidiendo que la persona pueda dormir con facilidad.
  • Cambio en la sensibilidad: la persona afectada puede volverse más sensible a las temperaturas extremas.
  • Problemas en la piel: otro de los síntomas puede presentarse en la piel, la misma puede volverse más seca o pueden comenzar a surgir erupciones cutáneas.
  • Cambios en la presión sanguínea y la frecuencia cardíaca.

Es importante que si estos síntomas aparecen, consultes con un profesional de la salud para realizarte los estudios correspondientes y saber qué es lo que está afectando y cuál es el tratamiento adecuado para ti. Una vez que el médico te brinde un diagnóstico certero podrás comenzar un tratamiento, a este es necesario complementarlo con cambios en el estilo de vida para que sea efectivo.

(Fuente: Pinterest).

Será necesario llevar adelante una dieta equilibrada, la alimentación saludable permitirá que tus hormonas se regulen con más facilidad y al mismo tiempo hará que te sientas más enérgico.

Es importante mantener una dieta rica en alimentos frescos, preferiblemente orgánicos, así como también que incluyas proteínas magras como pollo pescado y legumbres. También es recomendable consumir grasas saludables como el aguacate o frutos secos y limitar el consumo de alcohol, así como también reducir al máximo bebidas gaseosas, azúcares y grasas saturadas.

Otro aspecto importante es mejorar la calidad de nuestro descanso, ya que el dormir desempeña un papel crucial en la regulación de nuestras hormonas, si no descansamos adecuadamente nuestras hormonas peden adectarse de la siguiente forma:

  • Cortisol: esta es la hormona del estrés y la falta de sueño puede aumentar sus niveles. El cortisol está relacionado con la vigilia y respuesta al estrés, si duermes lo suficiente, mantendrás en los niveles adecuados a esta hormona.
  • Melatonina: esta hormona controla el ciclo del sueño - vigilia, la misma se libera durante la noche y nos permite conciliar el sueño. El no dormir lo suficiente puede afectar de forma negativa la producción de melatonina.
  • Leptina y grelina: estas son las hormonas encargadas de regular el apetito, no dormir adecuadamente puede alterar sus niveles y esto provocar un aumento en nuestro peso.
  • Oxitocina: esta hormona es la encargada de ayudar a relajar el cuerpo y nos prepara para el sueño, la misma contribuye a un sueño más profundo y menos interrupciones.
  • Progesterona: esta hormona influye en el sueño, si la misma está equilibrada puede ayudar a conciliar el sueño más rápido y, al igual oxitocina, nos permite reducir las interrupciones.

Es importante llevar adelante un programa de ejercicios regular, el movimiento puede ser nuestro gran aliado. Para regular las hormonas mediante del ejercicio, es beneficioso incorporar una variedad de actividades físicas que estimulen diferentes respuestas hormonales en el cuerpo. 

7 ejercicios recomendados para regular las hormonas

  1. Ejercicios Aeróbicos: Actividades como caminar a paso ligero, correr o andar en bicicleta ayudan a mejorar la circulación y el equilibrio hormonal
  2. Natación: Este ejercicio de bajo impacto es excelente para trabajar todo el cuerpo y favorece la producción de endorfinas
  3. Yoga: Las posturas y la respiración controlada del yoga pueden reducir el estrés y equilibrar las hormonas del bienestar.
  4. Entrenamiento de Fuerza: Levantar pesas o realizar ejercicios de resistencia contribuye al equilibrio de hormonas como la testosterona y el crecimiento
  5. Pilates: Mejora la postura y la flexibilidad, además de ayudar a regular las hormonas del estrés
  6. Baile: Bailar no solo es divertido, sino que también libera endorfinas y ayuda a mantener un estado de ánimo positivo
  7. Tai Chi: Esta práctica de movimientos lentos y conscientes es conocida por su capacidad para reducir el estrés y promover la serenidad

Estos ejercicios, combinados con una dieta equilibrada y un buen descanso, pueden contribuir significativamente a mantener tus hormonas en equilibrio. Recuerda consultar con un profesional de la salud antes de comenzar cualquier nuevo régimen de ejercicios.

(Fuente: Pinterest).