Jueves 25 de Abril 2024
METRATÓN

Metatrón: El Arcángel Olvidado que Medía Entre Dios y la Humanidad

Metratón, el arcángel a menudo confundido con Dios mismo, este ser celestial desempeña un papel crucial como mediador entre el divino y lo terrenal. Descubre los secretos detrás del arcángel más poderoso que nadie menciona.

Metratón. (Fuente: Wikipedia).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

En los reinos celestiales, entre susurros de incertidumbre y misterios insondables, yace en las sombras un ser cuya mención apenas se atreve a rozar los labios de los mortales: Metatrón

Este enigmático ángel, envuelto en el velo del silencio y la confusión, ha sido testigo de los hilos del tiempo, susurrando secretos olvidados en los anales del cosmos. Entre las páginas antiguas de textos sagrados y leyendas olvidadas, se teje el hilo de la historia de Metatrón, un ser cuya esencia trasciende la comprensión humana. 

Algunos lo han llamado el "Escriba de Dios", otros lo han visto como el guardián de los secretos más profundos del universo.

Sin embargo, su presencia permanece envuelta en un manto de misterio, desafiando las nociones convencionales de lo divino y lo terrenal. 

¿Es Metatrón un aliado benevolente, un mensajero celestial, o acaso un juez implacable de los destinos entrelazados de la humanidad? Las respuestas aguardan en los recovecos más oscuros de la percepción, donde la verdad se desvanece en la bruma de lo desconocido.

Según la tradición judía y mística, Metratón es un ángel de gran estatura y poder, a menudo representado con una apariencia humana radiante y rodeado de luz divina. Se le conoce como el escriba celestial, el guardián de los secretos divinos y el mediador entre el cielo y la tierra.

También se cree que los interpreta y los transmite a los seres humanos a través de señales y revelaciones.

(Fuente: Clarín).

Se le ve como un puente entre lo visible y lo invisible, entre lo conocido y lo desconocido, entre lo humano y lo divino. Sin embargo, a pesar de su importancia en las enseñanzas espirituales, Metatrón ha sido eclipsado por otras figuras celestiales más conocidas, como los arcángeles Miguel o Gabriel. 

Se ha especulado que Metatrón es tan poderoso que fue confundido con la propia presencia divina, lo que llevó a su relegación al olvido en algunos círculos.

La figura de Metatrón no aparece explícitamente en la Biblia hebrea o en el Nuevo Testamento cristiano.  Sin embargo, su origen se remonta a la literatura apocalíptica judía y a la mística rabínica.

En estos textos, Metatrón es descrito como un ángel de gran importancia, a menudo asociado con la presencia divina y encargado de funciones específicas, como ser el escriba celestial o el guardián de los secretos divinos.

Aunque no se menciona directamente en la Biblia, algunos académicos y teólogos han sugerido que hay pasajes que podrían relacionarse o ser interpretados en relación con Metatrón.

(Fuente: Mandalashop).

Por ejemplo, hay referencias a figuras angelicales poderosas en el libro de Daniel y en el libro del Apocalipsis, que comparten algunas características con la descripción de Metatrón en la literatura posterior.

Sin embargo, estas conexiones son objeto de debate y especulación dentro de la academia religiosa y no son aceptadas universalmente.

¿Por qué es considerado un ángel oscuro?

Dado que Metatrón se describe a menudo como uno de los ángeles más poderosos y cercanos a la presencia divina, algunas interpretaciones pueden percibir su influencia como abrumadora o incluso amenazante para aquellos que no están preparados para enfrentar su poder.

Los secretos divinos y la sabiduría trascendental que Metatrón se cree que custodia puede ser interpretada como algo oculto o misterioso, lo cual puede asociarse con lo oscuro en ciertas perspectivas. Esta perspectiva puede asociar a Metatrón con la oscuridad debido a su aparente exclusión o desconocimiento.

El arcángel Metatrón es conocido por varios otros nombres en diferentes tradiciones y textos esotéricos. Uno de los nombres alternativos más comunes para Metatrón es Enoch. 

Esto se debe a la creencia de que Metatrón es el profeta bíblico Enoc, quien fue transformado en un ángel después de ascender al cielo y recibir un gran conocimiento y autoridad divina.

En el libro apócrifo de 1 Enoc, se describe el viaje y las revelaciones de Enoc, lo que ha llevado a la asociación de este personaje bíblico con la figura angelical de Metatrón en la tradición judía y esotérica posterior. 

En algunas interpretaciones, se cree que Enoc fue elevado al rango de arcángel y transformado en Metatrón después de su ascensión al cielo, donde se le otorgó un papel especial como escriba celestial y guardián de los secretos divinos.

(Fuente: freepik).

Esta identificación de Metatrón con el profeta Enoc proporciona una conexión significativa entre el personaje bíblico y la figura angelical, consolidando la autoridad y el conocimiento de Metatrón en la cosmología esotérica y mística.

La Biblia menciona a Enoc en el libro del Génesis, capítulo 5, como un antepasado de Noé y el bisabuelo de Matusalén, pero su historia es bastante breve y no se detalla mucho sobre él en las Escrituras canónicas.

Sin embargo, la figura de Enoc adquiere una mayor prominencia en la literatura judía intertestamentaria y en los textos apócrifos, como el Libro de Enoc. 

Este libro, aunque no es parte de la Biblia hebrea o del canon cristiano, ofrece una narrativa mucho más extensa sobre la vida, las visiones y las revelaciones de Enoc.

Se lo describe como un hombre piadoso que caminaba con Dios y recibió visiones del cielo y del futuro. 

Según este relato, fue elevado al cielo por Dios, donde se le otorgó el conocimiento celestial y se le asignó un papel como intermediario entre Dios y los seres humanos. 

Es un profeta y un mensajero divino, y se le atribuyen escrituras y enseñanzas que fueron transmitidas a la humanidad.

En la tradición esotérica y mística, especialmente en la Cábala y en la literatura apocalíptica judía, Enoc adquiere un estatus aún más elevado como el arcángel Metatrón.

Según estas interpretaciones, Enoc fue transformado en el arcángel Metatrón después de su ascensión al cielo, donde continuó desempeñando un papel importante como escriba celestial, guardián de los secretos divinos y mediador entre Dios y la humanidad.

 En Metatrón, encontramos un símbolo de la conexión entre lo terrenal y lo celestial, y un recordatorio de que incluso en la oscuridad más profunda, la luz de la verdad y la sabiduría siempre prevalecerá.

(Fuente: Etsy).