Viernes 26 de Abril 2024
DINERO

El dólar en tu bolsillo: estrategias para llevar efectivo a Estados Unidos

Viajar a Estados Unidos es emocionante, pero también requiere planificación financiera. Descubre los secretos detrás de la cantidad de efectivo que debes llevar contigo.

(Fuente: Pinterest).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

El manejo del dinero durante el viaje puede generar dudas, especialmente cuando se trata de sumas considerables, probablemente te has cuestionado cuánto dinero en efectivo es conveniente llevar contigo. A pesar de que hoy en día existen diversas opciones de pago electrónico, siempre es útil tener algo de efectivo para situaciones imprevistas o para aprovechar ciertas ofertas.

Por eso, hoy te ofrecemos consejos educativos para cuando quieras viajar y llevar dinero,  que quizás no conocías y que te ayudarán a planificar mejor tu presupuesto y evitar inconvenientes en la aduana.

Lo primero que debes saber es que no existe un límite máximo de dinero en efectivo que puedes ingresar a Estados Unidos, es común que los viajeros internacionales lleven consigo una cantidad considerable de dinero en efectivo al ingresar a Estados Unidos.

Al planificar un viaje en avión, la cantidad de dinero que se puede llevar suele ser una de las principales dudas. Esto se debe a que, dependiendo del país que se visite, los gastos en moneda extranjera pueden ser especialmente elevados, no obstante, es importante recordar que no hay un límite máximo establecido para la cantidad de dinero en efectivo que se puede llevar al país.

Esto significa que tienes la libertad de transportar la cantidad que desees, siempre y cuando cumplas con los requisitos legales establecidos, puedes llevar la cantidad que quieras, pero debes declararla si supera los 10.000 dólares. Este límite se aplica no solo por persona, sino por grupo familiar o por cualquier persona que viaje junta.

Si una familia de cuatro integrantes lleva 2.500 dólares cada uno, deben declarar el total de 10.000 dólares, ya que viajan en grupo, esto es para prevenir actividades ilegales como el lavado de dinero. La declaración permite a las autoridades rastrear el origen y el destino de los fondos que ingresan o salen del país.

(Fuente: Pinterest).

El monto fijo para llevar dinero en efectivo sin declarar es una medida que busca facilitar el control aduanero y evitar demoras innecesarias en el proceso de inspección, la declaración se realiza a través de dos formularios que puedes encontrar en el sitio web de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.

Estos formularios requieren información personal, como tu nombre, dirección, número de pasaporte y motivo del viaje, así como el monto y la forma del dinero que se transporta. Es fundamental ser consciente de que los requisitos para la entrada a Estados Unidos son bastante rigurosos.

Si no declaras el dinero que llevas y los funcionarios de aduanas lo descubren, puedes enfrentarte a multas o incluso a la confiscación de los fondos, por lo tanto, es importante ser honesto y declarar el dinero que llevas. Las sanciones por no hacerlo pueden ser severas, incluyendo multas de hasta 500.000 dólares y penas de prisión de hasta diez años en ciertas circunstancias. 

Si necesitas llevar más dinero que el límite establecido, considera hacer una transferencia, recuerda que al llegar a Estados Unidos, también pueden existir límites sobre el dinero que puedes ingresar. En Estados Unidos, es común que se pregunte a los pasajeros cuánto dinero llevan y qué medios de pago tienen. 

Si llevas una suma de dinero muy baja y no tienes visa de trabajo o residencia en el país, podrías ser deportado, ya que las autoridades podrían asumir que planeas trabajar o quedarte en el país, ya que tu dinero no es suficiente para cubrir tus gastos.

(Fuente: Pinterest).

Una suma de dinero muy alta también podría generar sospechas, ya que podría suponer que planeas permanecer en el país durante más tiempo del declarado, por lo tanto, se aconseja no llevar más de 10.000 dólares por persona y, si necesitas más, utilizar tarjetas de débito y/o crédito.

Determinando la cantidad de dinero a llevar, la cantidad exacta de dinero en efectivo que necesitas para un viaje depende de varios factores, incluyendo la duración de tu estancia, tu destino, el tipo de alojamiento que elijas y las actividades que planeas realizar.

Por ejemplo, si planeas estar fuera por una semana o más, probablemente necesitarás más efectivo que si solo vas a pasar un fin de semana en otro lugar, los costos de vida pueden variar considerablemente dependiendo del país o la ciudad que visites. Además, el tipo de alojamiento que elijas y las actividades que tengas planificadas pueden influir en cuánto dinero necesitas llevar. 

Como guía general, se aconseja llevar al menos 50 dólares por día y por persona, esta suma permite cubrir gastos esenciales como transporte, alimentación, propinas y otros imprevistos que puedan surgir durante el viaje. Es importante tener en cuenta que esta cifra puede variar según tus preferencias personales y el nivel de comodidad que desees durante tu viaje. 

Por lo tanto, es recomendable hacer un análisis detallado de los gastos previstos y llevar una reserva adicional para imprevistos, siempre es prudente llevar un poco más de efectivo de lo calculado inicialmente para hacer frente a cualquier emergencia o gasto inesperado que pueda surgir durante el viaje. También es útil recordar que en muchos lugares se aceptan tarjetas de crédito y débito, lo que puede ser una opción conveniente para realizar pagos en lugar de llevar grandes cantidades de efectivo.

(Fuente: Pinterest).

Uso de tarjetas y cajeros automáticos, puedes usar tus tarjetas de crédito o débito para pagar en la mayoría de los lugares, pero siempre es útil tener algo de efectivo a mano. Ten en cuenta que algunas tarjetas pueden cobrar comisiones por el cambio de moneda o por el uso en el extranjero, así que revisa las condiciones de tu banco antes de viajar. 

Otra opción para obtener dinero en efectivo en Estados Unidos es usar los cajeros automáticos, sin embargo, ten en cuenta que estos pueden aplicar cargos por el retiro, tanto por parte del banco emisor como del banco receptor. Por eso, es mejor retirar grandes cantidades de una sola vez, en lugar de hacer varias transacciones pequeñas. 

Si prefieres cambiar tu moneda local por dólares antes de viajar, busca una casa de cambio que ofrezca una buena tasa y que no cobre comisiones excesivas, evita cambiar dinero en el aeropuerto, ya que suelen tener las peores condiciones. También puedes consultar con tu banco si ofrecen el servicio de cambio de divisas, y comparar las opciones disponibles.

(Fuente: Pinterest).

Es importante saber que en Estados Unidos, los impuestos no están incluidos en los precios que se muestran en las etiquetas o carteles, los precios de los productos y servicios no incluyen los impuestos que se deben pagar al momento de la compra. Estos pueden variar según el tipo de producto o servicio, el estado o la ciudad donde se realiza la compra, y el nivel de gobierno que los cobra. 

Estos se añaden al momento de pagar, y pueden variar según el estado o la ciudad que visites, esto puede afectar al presupuesto de los viajeros que visitan Estados Unidos, especialmente si no están acostumbrados a este sistema. Se recomienda calcular un margen extra de dinero para cubrir los impuestos, y consultar las tasas impositivas de los lugares que planeas visitar, por lo tanto, siempre debes calcular un poco más de lo que ves, para no quedarte corto.

(Fuente: Pinterest).

Otro gasto extra que debes considerar es el de las propinas, en Estados Unidos, es costumbre dejar un porcentaje del total de la cuenta como agradecimiento por el servicio recibido. Esto se aplica especialmente en los restaurantes, bares, taxis, hoteles y peluquerías, el porcentaje puede variar según el nivel de satisfacción, pero lo normal es dejar entre el 15 y el 20%. 

Si quieres ahorrar dinero en efectivo, una buena idea es aprovechar las ofertas y descuentos que hay en muchos lugares, por ejemplo, puedes usar cupones que se encuentran en revistas, periódicos, folletos, o en internet. También puedes buscar tarjetas turísticas que te permitan acceder a varios sitios de interés por un precio reducido, o visitar los museos y parques que tienen entrada gratuita o días especiales con precios bajos.

(Fuente: Pinterest).

Una forma de gastar menos dinero en efectivo es evitar los lugares más turísticos y explorar los barrios locales, donde puedes encontrar opciones más económicas y auténticas, por ejemplo, puedes comer en los food trucks, que son camiones que venden comida callejera de diferentes partes del mundo. 

O puedes ir a los mercados, donde puedes comprar productos frescos y de temporada. Si viajas con niños, una forma de entretenerlos sin gastar mucho dinero es llevarlos a los parques infantiles, que hay en casi todas las ciudades, allí podrán jugar, correr, saltar, y hacer amigos con otros niños. 

También puedes llevarlos a las bibliotecas, que suelen tener secciones dedicadas a los más pequeños, con libros, juegos, y actividades. O llevarlos a las tiendas de juguetes, donde pueden ver y probar los productos, aunque no los compren.

(Fuente: Pinterest).

Si quieres comprar recuerdos o souvenirs de tu viaje, una forma de ahorrar dinero en efectivo es evitar las tiendas que se encuentran cerca de los sitios más famosos, porque suelen tener precios inflados, en su lugar, puedes buscar tiendas locales o artesanales, donde puedes encontrar objetos más originales y de mejor calidad. También puedes comprar en los mercadillos o markets, donde puedes regatear y conseguir buenos precios.

Usar el transporte público es otra de las opciones más eficientes y seguras en la mayoría de las ciudades, puedes comprar pases diarios, semanales, o mensuales, que te permiten usar varios medios de transporte por un precio fijo. También puedes usar aplicaciones, que son más económicas que los taxis convencionales. O puedes alquilar una bicicleta o un patinete, que son opciones ecológicas y divertidas.

Finalmente, si quieres tener una experiencia única y enriquecedora, una forma de gastar menos dinero en efectivo es hacer voluntariado. Hay muchas organizaciones que ofrecen la posibilidad de colaborar con diferentes causas sociales, ambientales o educativas. 

A cambio, puedes recibir alojamiento, comida, y otros beneficios, además, podrás conocer gente local, aprender sobre su cultura, y contribuir con su bienestar. Como has visto, hay muchos factores que influyen en la cantidad de dinero en efectivo que necesitas llevar. Te recomendamos que hagas un presupuesto estimado de tus gastos y que lleves un poco más de lo que crees que vas a gastar, por si acaso. 

(Fuente: Pinterest).