Viernes 22 de Marzo 2024
ESTADOS UNIDOS

Unión sin barreras: ¡Trae a tu familia a Estados Unidos hoy!

Descubre cómo la reunificación familiar en Estados Unidos ya no es un sueño lejano. Con nuestra guía esencial, el camino hacia el abrazo con tus seres queridos es más corto y seguro. ¡Infórmate y actúa hoy para hacer realidad el reencuentro!

(Fuente: Pinterest).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Muchas personas tienen familiares en los distintos países de América Latina a quienes les gustaría traer a Estados Unidos, ya sea por razones económicas, políticas, de seguridad o simplemente para estar más cerca de ellos.  El proceso de inmigración puede ser a veces complicado, confuso y costoso.

En este artículo, te guiaremos paso a paso sobre los requisitos que debes cumplir, los documentos que debes presentar, las opciones que tienes y los beneficios que puedes obtener al traer a tus familiares a Estados Unidos.

PRIMER PASO:

Lo primero que debes hacer  es determinar tu relación familiar con ellos, esto es crucial, porque dependiendo de si son tu cónyuge, tus hijos, tus padres, tus hermanos o tus abuelos, tendrás diferentes opciones y requisitos para solicitar su visa o su residencia permanente.

En general, hay dos categorías de familiares que puedes traer a Estados Unidos: los familiares inmediatos, que son aquellos que tienen una relación directa con un ciudadano estadounidense o un residente permanente. Estos son el cónyuge, los hijos solteros menores de 21 años y los padres.

(Fuente: Pinterest).

Por lo tanto, tienen prioridad para obtener su visa o su residencia permanente, y no tienen que esperar a que haya una cuota disponible, los familiares preferentes son aquellos que tienen una relación más distante con un ciudadano estadounidense. Estos son los hijos solteros mayores de 21 años, los hijos casados de cualquier edad, los hermanos y los abuelos.

Estos, en cambio, tienen que esperar a que haya una cuota disponible según el país de origen y el grado de parentesco, lo que puede demorar varios años.

(Fuente: Pinterest).

SEGUNDO PASO:

Lo segundo que debes hacer para traer a tus familiares, es seleccionar el tipo de visa o de residencia permanente que más les convenga, esto dependerá de si quieres que vengan temporalmente o permanentemente, y de si cumplen con los requisitos específicos de cada opción.

Algunas de las más comunes son: la residencia permanente para naturales o ciudadanos extranjeros, que permite a quienes vienen de otro país y que ahora viven en Estados Unidos, solicitar la Tarjeta Verde bajo ciertas condiciones y las categorías de elegibilidad a la residencia permanente basadas en la familia, que permiten a los ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes legales patrocinar a sus familiares cercanos para obtener la Tarjeta Verde.

(Fuente: Pinterest).

Cada opción tiene sus propios requisitos de elegibilidad, documentos, tiempos y costos, por lo que debes informarte bien antes de elegir la que más te convenga.

TERCER PASO:

Aquí se deben preparar los documentos necesarios para cada tipo de visa o residencia permanente, estos documentos pueden variar dependiendo del caso. Los tres más importantes son:

  • Formulario de solicitud de visa o de residencia permanente: Este es el formulario oficial que debes completar con tus datos personales y los de tu familiar, así como con la información sobre el tipo de visa o residencia permanente que estás solicitando.
  • Prueba de parentesco: Puede ser un certificado de nacimiento, de matrimonio, de adopción o de otro tipo, según el caso. Debe estar traducido al inglés y apostillado por las autoridades de tu nación de origen.
  • Prueba de ciudadanía o de residencia permanente: Este es el documento que demuestra que eres ciudadano estadounidense o residente permanente. Puede ser un pasaporte, una tarjeta de residencia, un certificado de naturalización o de otro tipo, según el caso.
(Fuente: Pinterest).

CUARTO PASO:

Este es un paso muy importante, ya que determinará si puedes cumplir tu sueño de vivir en otro país, debes revisar bien toda la documentación que adjuntas, que sigas las instrucciones del formulario, y que pagues las tasas correspondientes. El tiempo de espera puede variar según el tipo de visa o de residencia permanente que solicites, el país al que quieras ir, y la demanda que haya en ese momento. 

Puedes consultar el estado de tu solicitud en línea o por teléfono, pero ten paciencia y no te desesperes si tarda más de lo esperado. Mientras esperas, puedes aprovechar para prepararte para tu nueva vida: aprender el idioma, informarte sobre la cultura, buscar alojamiento, trabajo, o estudios.

(Fuente: Pinterest).

QUINTO: SOLICITUD DE RESIDENCIA PERMANENTE

Esto variará dependiendo de si tu familiar ingresó con una visa temporal o con una visa de inmigrante, implica que debe cambiar su condición de no inmigrante a inmigrante. Para hacerlo, debe cumplir con los requisitos específicos de cada tipo de visa, como casarse con un ciudadano estadounidense en el caso de la visa de prometido, y presentar una solicitud con los documentos que prueban su elegibilidad.

Debe pagar una tarifa de solicitud y esperar a que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos apruebe o rechace su solicitud, mientras tanto, puede solicitar un permiso de trabajo y un permiso de viaje para poder trabajar y salir del país sin perder su estatus.

(Fuente: Pinterest).

Si tu familiar ingresó con una visa de inmigrante, como la de cónyuge, hijo, padre, hermano o abuelo, no necesita solicitar un ajuste de estatus, ya que automáticamente se convierte en residente permanente al ingresar a Estados Unidos. Solo debe esperar a que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos le envíe su tarjeta de residencia permanente por correo postal a la dirección que indicó en su solicitud.