Jueves 21 de Marzo 2024
NÚMEROS ARÁBIGOS

Revelado: el misterio de los números arábigos y su poder oculto

Desde las arenas del tiempo, un conocimiento ancestral ha viajado hasta nosotros, cifrado en los símbolos que usamos cada día. Los números arábigos, más que simples dígitos, son portadores de un legado milenario que ha moldeado civilizaciones y desbloqueado los secretos del universo.

(Fuente: Pixabay).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

En este artículo te desvelaremos el misterio de los números arábigos, esos que empleamos díariamiente sin conocer el verdadero origen y significado de los mismos. Asique prepárate para explorar uno de los secretos mejor guardados de la historia humana, oculto durante siglos.

Los números arábigos son los que empleamos en el sistema decimal, que se basa en diez dígitos que se combinan para formar cualquier número, pero lo que tal vez desconozcas es que estos números no son realmente arábigos, sino que tienen su origen en la India

Los números que usamos hoy fueron creados por antiguos matemáticos indios, quienes los denominaban “sánscritos”, estos números se difundieron por el mundo gracias a los comerciantes y viajeros árabes, quienes los adoptaron y los llevaron a Europa, donde se conocieron como “arábigos”.

Los vedas son los textos sagrados del hinduismo, que contienen sabiduría sobre filosofía, religión, ciencia, arte y matemáticas, fueron escritos en sánscrito, un idioma considerado la madre de todas las lenguas indoeuropeas. Estos conocimientos se transmitieron oralmente durante miles de años, hasta que se registraron por escrito alrededor del siglo 5 antes de Cristo.

(Fuente: Pixabay).

Revelan que los antiguos indios poseían un conocimiento avanzado de la astronomía, la medicina, la música, la geometría y, por supuesto, los números. Para ellos, los números eran más que simples herramientas para contar o medir, eran símbolos sagrados que representaban las fuerzas cósmicas que rigen el universo.

Cada número tenía un significado espiritual, una personalidad, una energía y una vibración, los números eran la clave para entender el orden divino, el destino y el propósito de la vida.

(Fuente: Pixabay).

¿Cómo llegaron los indios a este conocimiento numérico tan profundo y sofisticado?

Los indios no inventaron los números, sino que los recibieron de una fuente superior, una inteligencia cósmica que les reveló los secretos del universo, esta inteligencia cósmica se llama Brahman, y es el principio supremo de la realidad, la fuente de toda existencia, el creador de todo lo que es. 

Brahman se comunica con los humanos a través de los sonidos sagrados, los mantras, que son palabras o sílabas que se repiten para sintonizar con la vibración divina. Los mantras son la forma más pura de expresión, y contienen el poder de crear, transformar y destruir la realidad.

(Fuente: Pinterest).

Están compuestos de letras, y cada letra tiene un valor numérico, así, los números son la forma más simple y directa de acceder al conocimiento de Brahman, el código secreto que revela el diseño del universo.

(Fuente: Pinterest).

¿Sabías que detrás de la sencillez de estos dígitos se esconde un fascinante misterio matemático?

La disposición específica de los números no es aleatoria, sino que encierra un patrón sutil y enigmático que se conecta con conceptos más profundos de la realidad, cuando observas los números arábigos, quizás no te percates de que su disposición no es arbitraria.

Existe una razón detrás del orden del 1, el 2, el 3 y así sucesivamente, tal como los conocemos hoy, este arreglo aparentemente simple en realidad guarda relación con conceptos matemáticos más complejos, como las proporciones áureas y las series numéricas que aparecen en la naturaleza y en diversas manifestaciones artísticas.

(Fuente: Pinterest).

El misterio de los números arábigos podría considerarse una puerta hacia la comprensión más profunda de la armonía matemática que subyace en nuestro universo. Aunque estos dígitos se utilizan cotidianamente sin pensarlo demasiado, su disposición revela una conexión intrínseca con principios matemáticos fundamentales que han intrigado a mentes curiosas a lo largo de la historia.

Así, los números arábigos, en su aparente simplicidad, guardan un enigma que invita a explorar las maravillas ocultas en el mundo de las matemáticas.

(Fuente: Pinterest).

Los números arábigos no solo poseen un significado matemático, sino también un significado astrológico, la numerología es una de las disciplinas que los estudia. Ésta es el arte y la ciencia de interpretar los números y sus significados ocultos.

La numerología se fundamenta en la idea de que todo en el universo tiene una vibración numérica, y que podemos calcular esta vibración utilizando fórmulas sencillas.

(Fuente: Pinterest).

Por ejemplo, podemos calcular nuestro número de vida, que es el resultado de sumar los dígitos de nuestra fecha de nacimiento, este número nos indica cuál es nuestro propósito en la vida, qué talentos poseemos, qué desafíos enfrentamos y qué lecciones debemos aprender.

Existen muchos otros números que podemos calcular, como el número del destino, el número del alma, el número de la expresión, el número del karma, el número del año personal, el número del mes personal, el número del día personal, etc. Cada uno de estos números nos proporciona información valiosa sobre nosotros mismos y sobre el mundo que nos rodea.

(Fuente: Pinterest).

Los números arábigos son mucho más que simples símbolos que usamos para contar o medir, son el legado de una antigua civilización que recibió el conocimiento divino de la fuente de toda existencia. Muchos estudios consideran que son el código secreto que revela el diseño del universo y el destino de cada ser.

Los números arábigos son el gran secreto milenario que ha permanecido oculto durante siglos, más allá de su utilidad cotidiana en nuestras vidas, estos dígitos encierran un misterio matemático que conecta con la esencia misma de la realidad. La disposición cuidadosa de los números revela un orden sutil, una armonía que resuena en las proporciones áureas de la naturaleza y en las obras maestras artísticas.

(Fuente: Pinterest).