Lunes 18 de Marzo 2024
SIRENA

Descubre la historia oculta de la Sirena de Fiyi

En las profundidades del océano de lo increíble, emerge una historia que desafía la realidad. La Sirena de Fiyi, ¿un ser de leyendas antiguas o una obra maestra de la ilusión?

(Fuente: Vandal).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

La Sirena de Fiyi, fue un objeto de fascinación y controversia que logró capturar la imaginación del público desde su aparición en el siglo XIX. Esta sirena fue una de las atracciones más célebres de Phineas Taylor Barnum, fundador del circo Barnum y Bailey, un maestro del engaño y la publicidad.

Barnum se encargaba de buscar y mostrar todo tipo de fenómenos y curiosidades para así atraer al público, entre sus atracciones estaban el hombre elefante, la mujer barbuda, el hombre más pequeño del mundo y la sirena de Fiyi. Pero, ¿Cómo llegó Barnum a poseer esta sirena?

La historia se remonta a 1822, cuando un capitán estadounidense llamado Samuel Barrett Edes compró la sirena a unos marineros japoneses, según el capitán, la sirena había sido capturada cerca de las islas Fiyi, en el Pacífico Sur, y era una criatura mitad mamífero y mitad pez, como las sirenas de las leyendas.

El capitán la llevo a Londres, allí la exhibió en un museo y la anunció en el periódico "The Mirror", luego del fallecimiento de Edes su hijo vendió la sirena a Moses Kimball, propietario del Boston Museum, quien viajó a Nueva York y le mostro la sirena a Barnum, quien quedó impresionado por la criatura y le propuso a Kimball alquilarle la sirena por unas 12 semanas.

Sirena de Fiyi. (Fuente: Wikipedia).

Antes de exhibir la sirena, Barnum realizó una campaña de marketing en la que incluía carteles, folletos, anuncios en los periódicos y testimonios de supuestos expertos que afirmaban hacer visto a la sirena y que la consideraban auténtica, también contrató a un artista para que pintara la imagen de la sirena, quien realizó a una hermosa mujer con cola de pez, completamente diferente a la realidad.

“La sirena de Fiyi. La única sirena auténtica jamás exhibida. Capturada cerca de las islas Fiyi, en el Pacífico Sur. La maravilla más grande del mundo. Véala y créala”.

Con esta frase y la pintura realizada por el artista Barnum logró atraer a miles de personas a su museo, quienes pagaban 25 centavos por ver a la misma, pero al momento de verla todos se llevaban una gran decepción, ya que se encontraban con una criatura pequeña, fea y con un aspecto grotesco. 

Sirena. (Fuente: Pinterest).

¿Qué sucedió con la sirena de Fiyi después de su exhibición en el museo de Barnum?

Los expertos sostienen que la sirena de Fiyi fue fabricada en Japón alrededor de 1810, era parte de una tradición artística entre los pescadores japoneses, quienes acostumbraban a coser la parte superior del cuerpo de un mono con la parte inferior del cuerpo de un pez, luego los cubrían con una capa de papel maché y los pintaban.

Eran sirenas utilizadas como objetos religiosos y se les veneraba como símbolo de fertilidad y buena suerte. En el caso de la sirena de Fiyi, se comprobó que la misma está compuesta por partes de diferentes animales, la cabeza y el torso son de un mono rhesus, la cola es la de un salmón y el torso también tiene partes de una iguana.

Sirena de Fiyi. (Fuente: Pinterest).

Luego de ser expuesta por Barnum la sirena fue devuelta a Kimball en 1843, quien continuó mostrándola en su museo hasta 1859, luego de eso, se perdió el rastro de la criatura y se especulan varias posibilidades sobre su paradero. Están quienes sostienen que se vendió a otros museos, otros creen que la robó un coleccionista mientras que hay quienes sostienen que fue destruida en un incendio o inundación.

Lo cierto es que nadie sabe con certeza que sucedió con la sirena de Fiyi y desde entonces se han creado varias réplicas y copias que se atribuyen su identidad. Aun hoy, esta criatura sigue siendo un objeto de fascinación y misterio para muchas personas que se preguntan si alguna vez existió o fue todo un engaño.