Domingo 7 de Enero 2024
MONEDA

Monedas mulas: las joyas de la numismática argentina que se cotizan en dólares

Estas piezas pueden estar perdidas en algún rincón de una casa, o pueden estar en manos de coleccionistas que las aprecian y las cuidan.

Moneda. Fuente: (Twitter)Créditos: Twitter.
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Las monedas mulas son unas piezas muy especiales y codiciadas por los coleccionistas de numismática. Se trata de monedas que fueron acuñadas por error en Argentina en el año 1979, y que presentan una combinación de diseños que no corresponde a la misma moneda. Estas monedas pueden valer hasta 250.000 pesos o 1.250 dólares, dependiendo de su estado de conservación y de la demanda del mercado.

¿Qué son las monedas mulas?

El término “mula” se usa para referirse a una moneda híbrida, es decir, una moneda que tiene en el anverso el diseño de una moneda y en el reverso el diseño de otra moneda diferente. Esto ocurre cuando se mezclan los cuños o moldes que se utilizan para fabricar las monedas, generalmente por un descuido o una falla en el proceso de acuñación.

Las monedas mulas son muy raras y escasas, ya que normalmente se detectan y se retiran antes de que salgan a la circulación. Sin embargo, algunas logran pasar inadvertidas y llegar a las manos de los ciudadanos, que muchas veces no se percatan de su singularidad. Por eso, es posible que algunas de estas monedas estén guardadas en algún cajón o alcancía de una casa antigua, sin que sus dueños sepan el valor que tienen.

Las monedas mulas argentinas

En Argentina, se conocen dos tipos de monedas mulas que fueron acuñadas en 1979, ambas de valor nominal 100 pesos de la época. Estas monedas tienen en común la efigie de José de San Martín, el prócer de la independencia nacional, pero difieren en el otro lado de la moneda.

Una de las monedas mulas tiene en el anverso la imagen de San Martín junto a una rama de laurel, que era el diseño que se usó a partir de ese año. Sin embargo, en el reverso tiene grabada la fecha de 1978, que era el año anterior. Esto se debe a que en 1978 se conmemoró el bicentenario del nacimiento de San Martín, y se acuñaron monedas con esa fecha y con el valor nominal de 100 pesos.

La otra moneda mula tiene en el anverso la imagen de San Martín con la leyenda “1778-1978”, que era el diseño conmemorativo del bicentenario. Pero en el reverso tiene grabada la fecha de 1979, que era el año en que se acuñó. Esto se debe a que se usaron los cuños del año anterior, que no se habían cambiado.

Estas monedas mulas son muy buscadas por los coleccionistas, ya que representan un error histórico y una curiosidad numismática. Además, se estima que sólo se acuñaron unas pocas miles de cada una, lo que las hace muy escasas y valiosas. 

¿Cómo reconocer una moneda mula?

Para reconocer una moneda mula, hay que observar con atención los dos lados de la moneda y verificar que los diseños coincidan con el año de acuñación. Si se trata de una moneda de 100 pesos de 1979, el anverso debe tener la imagen de San Martín con una rama de laurel, y el reverso debe tener el valor nominal y la fecha de 1979. Si se trata de una moneda de 100 pesos de 1978, el anverso debe tener la imagen de San Martín con la leyenda “1778-1978”, y el reverso debe tener el valor nominal y la fecha de 1978.

Si se encuentra una moneda que tiene una combinación diferente, es decir, que tiene en el anverso el diseño de una moneda y en el reverso el diseño de otra moneda, se está ante una moneda mula. En ese caso, se recomienda conservar la moneda en buen estado y consultar con un especialista en numismática, que podrá certificar su autenticidad y estimar su valor.

Las monedas mulas son las joyas de la numismática argentina, ya que son testimonios de un error histórico y de una rareza numismática. Estas monedas pueden estar perdidas en algún rincón de una casa, o pueden estar en manos de coleccionistas que las aprecian y las cuidan. Sea como sea, estas monedas son parte del patrimonio cultural y monetario de la Argentina, y merecen ser conocidas y valoradas por todos.