Domingo 7 de Enero 2024
CORMILLOT

Cormillot revela el tratamiento para seguir acompañando a su hijo

Descubre cómo se puede seguir aprendiendo y compartiendo experiencias a cualquier edad.

Cormillot. Fuente: (Twitter)Créditos: Twitter.
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Alberto Cormillot, el reconocido médico y nutricionista argentino, sorprendió a sus seguidores con un video en el que se lo ve jugando con su hijo Emilio, de un año y medio, a soplar una pelotita. En la descripción del video, publicado en su cuenta de Instagram, Cormillot explicó que junto a su hijo se encuentran realizando una serie de ejercicios que ayudan a la dosificación y administración del soplo, y que son beneficiosos tanto para él como para el pequeño.

Según explicó el médico, algunos de los ejercicios que hicieron fueron: respirar con burbujas para eliminar el ataque brusco, con una vela, con recorridos en el espacio y con lectura. Estas actividades, además de ser divertidas, tienen una serie de beneficios para la salud y el bienestar de las personas, especialmente de los niños y los adultos mayores.

¿Por qué es importante realizar ejercicios de soplo?

Los ejercicios de soplo se realizan para ayudar a controlar la respiración y para ser conscientes del acto de respirar. La respiración es fundamental para la vida, ya que permite oxigenar el organismo y eliminar el dióxido de carbono. Además, la respiración está relacionada con el habla, la voz, el lenguaje y la comunicación.

El habla se produce en la fase de espiración, al sacar el aire, y requiere de una coordinación entre los músculos respiratorios, los órganos fonadores y los órganos articulatorios. Si existe alguna dificultad para respirar o bien dificultades o situaciones que alteran la respiración, pueden aparecer problemas en el lenguaje hablado, como voz temblorosa, omisión o sustitución de fonemas, perturbaciones gramaticales, tartamudez, etc.

En los niños pequeños, los ejercicios de soplo, además de ayudar a controlar la respiración, ayudan a entrenar los músculos que participan en el habla, especialmente los músculos bucinadores, que son los que están en la mejilla y son los que se utilizan para soplar y silbar. Estos ejercicios también favorecen el desarrollo de la motricidad oral, que es la capacidad de mover los órganos de la boca (labios, lengua, mandíbula, etc.) de forma coordinada y precisa.

Los ejercicios de soplo tienen como finalidades generales:

  • Aprender o mejorar la respiración para el habla
  • Aprender a manejar y controlar el aire al hablar
  • Mejorar y controlar la voz
  • Mejorar o entrenar el sistema muscular que participa en el acto de hablar
  • Mejorar las articulaciones y la pronunciación
  • Afianzar o reeducar fonemas
  • Los ejercicios de respiración y soplo se pueden aplicar en personas con:
  • Dificultades en el habla (retraso del habla, disartria, etc.)
  • Trastornos de la voz (disfonía, afonía, tartamudez, etc.)
  • Trastornos fonéticos (dislalias, que son dificultades para pronunciar correctamente algunos sonidos del lenguaje)
  • Trastornos de ansiedad, estrés o emocionales, que pueden afectar a la respiración y al habla
  • Estilos comunicativos perturbados, como tendencia a elevar el tono de voz, voz ronca, voz baja, etc.

Los ejercicios de respiración y soplo se pueden realizar de forma lúdica, utilizando diferentes materiales y juegos, como globos, burbujas, silbatos, flautas, pelotas, pompones, velas, etc. Estos ejercicios deben ser adaptados a las necesidades y capacidades de cada persona, y realizados bajo la supervisión de un profesional, como un logopeda, un psicomotricista o un médico.

Los beneficios de los ejercicios de soplo son múltiples, tanto para la salud física como para la salud mental y emocional. Algunos de estos beneficios son:

  1. Mejoran la capacidad pulmonar y la oxigenación del organismo
  2. Fortalecen el sistema inmunológico y previenen infecciones respiratorias
  3. Relajan el sistema nervioso y reducen el estrés
  4. Estimulan la atención, la concentración y la memoria
  5. Favorecen la expresión, la creatividad y la autoestima
  6. Potencian el vínculo afectivo y la comunicación con los demás

Alberto Cormillot es un ejemplo de cómo se puede disfrutar de los ejercicios de soplo junto a su hijo, y de cómo se puede seguir aprendiendo y compartiendo experiencias a cualquier edad.