Domingo 7 de Enero 2024
MARTIN SALWE

Conoce Villa Crespo: el barrio porteño donde se crio Martin Salwe

Un lugar con identidad propia en el corazón de Buenos Aires.

Martin Salwe. Fuente: (Twitter)Créditos: Twitter.
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Villa Crespo es uno de los barrios más tradicionales y auténticos de la Ciudad de Buenos Aires. Su nombre se debe al intendente municipal Antonio F. Crespo, quien impulsó la instalación de la Fábrica Nacional de Calzado en 1888, dando origen al poblado que luego se convertiría en barrio. 

Con sus calles arboladas y de casas bajas, Villa Crespo conserva una memoria activa y una defensa de su identidad que se refleja en sus vecinos, sus comercios, sus instituciones y sus festivales. 

¿Qué ver y hacer en Villa Crespo?

Villa Crespo ofrece una variedad de atractivos para todos los gustos y edades. Aquí te sugerimos algunos de los imperdibles:

  • Visitar el Café San Bernardo: Este bar notable, fundado en 1912, es un ícono del barrio y un punto de encuentro para los amantes del billar, el ping pong, el metegol y el ajedrez. Además, ofrece una carta de platos caseros, pizzas, empanadas y cervezas. 
  • Recorrer el circuito de murales:Villa Crespo es un museo al aire libre, donde se pueden admirar más de 40 murales de diferentes estilos y temáticas, realizados por artistas locales e internacionales. Algunos de los más destacados son los de Martín Ron, Alfredo Segatori, Milu Correch y Lean Frizzera. 
  • Disfrutar del tango: El barrio tiene una fuerte tradición tanguera, que se expresa en sus milongas, sus academias de baile y sus espectáculos. Algunos de los lugares recomendados son La Catedral, Fulgor de Villa Crespo, El Sabor de Tango y El Yeite. 

     

¿Por qué Villa Crespo es un barrio con identidad propia?

Villa Crespo es un barrio que se caracteriza por su diversidad cultural, su espíritu creativo, su sentido de pertenencia y su resistencia al cambio. Algunos de los rasgos que lo definen son:

Su historia: Villa Crespo nació como un pueblo independiente, con su propia plaza, su propia estación, su propia seccional policial y su propia escuela. Su desarrollo estuvo ligado a la industria del calzado, que le dio trabajo y progreso a muchos inmigrantes, especialmente judíos, que se asentaron en el barrio.
Su nombre: A pesar de que en 1908 se intentó cambiar el nombre del barrio por el de San Bernardo, en honor a la parroquia homónima, los vecinos se opusieron y lograron mantener el nombre original de Villa Crespo, que hoy es sinónimo de identidad y orgullo. 


Su gastronomía: Villa Crespo es un barrio que ofrece una amplia oferta gastronómica, que refleja la influencia de las distintas colectividades que lo habitan. Se pueden degustar desde platos típicos de la cocina judía, como el knish, el varenike y el pastrón, hasta sabores de otras latitudes, como el árabe, el peruano, el italiano y el japonés. 
Su cultura: Villa Crespo es un barrio que respira cultura, que se manifiesta en sus expresiones artísticas, sus espacios culturales, sus eventos y sus personalidades. Entre los referentes culturales del barrio se encuentran el escritor Osvaldo Soriano, el músico Luis Alberto Spinetta, el humorista Tato Bores y el actor Ricardo Darín. 

Villa Crespo es un barrio que vale la pena conocer, recorrer y disfrutar. Es un lugar con una identidad propia, que se distingue por su historia, su nombre, su gastronomía y su cultura. Es un barrio que invita a descubrir sus secretos, sus rincones y sus personajes. Es un barrio que enamora a quienes lo visitan y lo viven.