Viernes 29 de Diciembre 2023
RECETA

Cheesecake en 3 pasos y un ingrediente secreto: una receta fácil y económica para el mate

Un postre sencillo que lo tendrás listo en solo minutos.

Receta. Fuente: (Twitter)Créditos: Twitter.
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

El cheesecake es un postre delicioso y versátil que se puede preparar de muchas formas y con diferentes sabores. Es ideal para acompañar el mate, ya que tiene una textura cremosa y suave que contrasta con el sabor amargo de la infusión. Además, es una receta fácil y económica que no requiere de muchos ingredientes ni de mucho tiempo de elaboración. A continuación, te mostramos cómo hacer un cheesecake clásico en 3 pasos y con un ingrediente secreto que le dará un toque especial.

Paso 1: Preparar la base

La base del cheesecake es una capa de galletas trituradas que se mezclan con mantequilla y se hornean para que queden firmes y crujientes. Para hacerla, necesitas los siguientes ingredientes:

  • 200 g de galletas de vainilla, mantequilla o vino
  • 100 g de mantequilla sin sal, derretida
  • 2 cucharadas de azúcar 

El procedimiento es el siguiente:

  • Precalienta el horno a 180 ºC y engrasa un molde desmontable de unos 22 cm de diámetro.
  • Procesa las galletas hasta obtener un polvo fino y colócalo en un bol.
  • Añade el azúcar y la mantequilla derretida y mezcla bien hasta obtener una masa homogénea.
  • Cubre el fondo y los bordes del molde con la masa de galletas, presionando bien con los dedos o con una cuchara.
  • Hornea la base durante unos 10 minutos o hasta que esté dorada y firme.
  • Deja enfriar la base sobre una rejilla y reserva.

Paso 2: Preparar el relleno

El relleno del cheesecake es una crema de queso que se cuaja en el horno y que se puede aromatizar con diferentes ingredientes. Para hacerlo, necesitas los siguientes ingredientes:

  • 4 paquetes de queso crema (unos 900 g), a temperatura ambiente
  • 1 1/2 taza de azúcar granulada
  • 3/4 taza de leche
  • 4 huevos
  • 3/4 taza de crema ácida o yogur natural
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • Ralladura de 1 limón
  • 1/4 taza de harina
  • Una pizca de sal

El procedimiento es el siguiente:

  • Reduce la temperatura del horno a 150 ºC y envuelve la parte inferior del molde con papel aluminio para evitar que se filtre el agua del baño maría.
  • En un bol grande, bate el queso crema con una batidora eléctrica hasta que esté suave y cremoso.
  • Añade el azúcar granulada y sigue batiendo hasta que se integre bien.
  • Agrega la leche y luego los huevos, uno por uno, batiendo a velocidad baja después de cada adición.
  • Incorpora la crema ácida o el yogur, la esencia de vainilla, la ralladura de limón, la harina y la sal, y bate hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos.
  • Vierte el relleno sobre la base ya fría y alisa la superficie con una espátula.

Paso 3: Hornear el cheesecake

El cheesecake se hornea a baño maría para que se cocine lentamente y no se agriete. Para hacerlo, necesitas los siguientes ingredientes:

  • Agua caliente
  • Una bandeja grande

El procedimiento es el siguiente:

  • Coloca el molde con el cheesecake dentro de la bandeja grande y llénala con agua caliente hasta llegar a la mitad del molde.
  • Hornea el cheesecake durante unos 50 minutos o hasta que esté firme por los bordes y ligeramente tembloroso por el centro.
  • Apaga el horno y deja que el cheesecake se enfríe dentro del horno con la puerta cerrada durante unas 5 o 6 horas.
  • Retira el cheesecake del horno y del baño maría, desmolda con cuidado y refrigera hasta que esté completamente frío.

  • Ingrediente secreto: Salsa de frutos rojos
  • Para darle un toque extra de sabor y color al cheesecake, puedes cubrirlo con una salsa de frutos rojos que se prepara en un momento y que le aporta un contraste ácido y dulce.

Para hacerla, necesitas los siguientes ingredientes:

  • 3 tazas de frutos rojos frescos o congelados (fresas, frambuesas, arándanos, moras, etc.)
  • Ralladura de 1 limón
  • 1 cucharada de azúcar flor.

El cheesecake es un postre que nunca pasa de moda y que se puede adaptar a los gustos y preferencias de cada uno. Con esta receta fácil y económica, podrás preparar un cheesecake clásico en 3 pasos y con un ingrediente secreto que le dará un sabor único y delicioso. Disfruta de este postre con mate y compártelo con tus seres queridos. ¡Te aseguramos que te va a encantar!